La historia del pueblo fantasma de Angola

Kilamba, Angola

Aproximadamente a 30 kilómetros de la capital de Angola, Luanda, se ubica el complejo Nueva Cidade de Kilamba que cuenta con 750 edificios de apartamentos de ocho pisos, una docena de escuelas y más de 100 locales comerciales, la mayoría de ellos, vacíos.

En África comenzó a verse también el fenómeno de grandes edificios de apartamentos vacíos ya frecuentes en países de primer mundo cómo China, Irlanda o España. Diseñado para albergar a medio millón de personas cuando se haya completado, Kilamba ha sido construido por la empresa estatal China International Trust y el Investment Corporation en menos de tres años a un costo de US$3.500 millones, abarca 5.000 hectáreas, es considerada la urbe satélite más grande que las empresas chinas están construyendo en Angola, y uno de los mayores proyectos de construcción del continente.

En los videos promocionales del gobierno se muestran a sonrientes familias que disfrutan de un nuevo estilo de vida alejado del polvo y la confusión del centro de Luanda, donde millones de personas viven en barrios marginales. Pero la gente de los anuncios son sólo actores, casi un año después de que el primer lote de 2.800 apartamentos salió a la venta, sólo 220 han sido vendidos.

Tenso silencio.

El silencio es total por las calles de Kilamba excepto algunas autos y escasas personas cuyas voces rebotan en el hormigón o sencillamente se pierden por los amplios caminos asfaltados, las escuelas generalmente son el punto de mayor concentración de gente pero la mayoría venida de zonas aledañas. Es una especie de mundo ideal dentro de la complicada situación que vive Angola, prácticamente Kilamba carece de delincuencia.

Alto costo.

Un lugar en Kilamba cuesta alrededor de US$120.000 y US$200.000, monto completamente fuera del alcance de los cerca de dos tercios de angoleños que viven con menos de US$2 dólares al día.

Que hacer con el complejo.

El lugar se ha convertido en un auténtico elefante blanco por lo qué el gobierno angoleño piensa en designar una parte de los apartamentos de Kilamba a vivienda social para que personas de bajos ingresos los puedan alquilar pero aún se desconocen los detalles de la medida y sus críticos piensan que es una promesa política de cara a las próximas elecciones.

El proyecto fue financiado por una línea de crédito de China que Angola está devolviendo con petróleo, lo que técnicamente significa que la deuda ha sido pagada. Pero si las casas no se venden el gobierno se quedará con las acciones en sus manos y con una potencial inversión desperdiciada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arquitectura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La historia del pueblo fantasma de Angola

  1. Ana dijo:

    que mal, en lugar de invertir en asuntos q favorecen a los q menos tienen…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s